Empezaron en un pequeño local, editando catálogos y asistiendo a las Ferias del Libro Antiguo de Madrid, hasta trasladarse a su actual ubicación, c/ Prudencio Álvaro 43 de Madrid, buscando más espacio para sus libros.

Fueron una de las primeras  librerías en subir sus bases de datos a Iberlibro y Abebooks. Aunque sus temas son variados, siempre han querido mantener un fondo lo más amplio posible de Arte, Historia y Literatura. La librería Salambó pertenece a distintas asociaciones como Libris, Gremio Madrileño de Libreros de Viejo y Asociación de Libreros de Lance de Madrid.

El contacto con el mundo del libro les ha permitido conocer a numerosos clientes y en algunos casos ya amigos, que comparten con ellos su afición por los libros. Gracias a Internet, sus ejemplares se han dispersado por bibliotecas de todo el mundo. Precisamente, su primer pedido on-line fue un ejemplar de bibliografía sobre la Guerra Civil española para un cliente de … ¡Australia!